martes, 4 de octubre de 2016

¡PODER! versus ¡AMOR!

¡PODER, PODER!

Los niños del hambre lloran en la tierra del abandono.

¡PODER, PODER!

Gentes sin patria ni bandera peregrinan a ningún lugar.

¡PODER, PODER!

Hay madres que no tiene alimento para sus hijos.

¡PODER, PODER!

El delincuente es liberado, el pobre diablo encarcelado sin dudar.

¡PODER, PODER!

El mundo avanza impulsado por las alas de una tecnología fría y calculadora.

 ¡PODER, PODER!

Vales sólo aquello que valgan tus acciones, el humo de los hipócritas.

¡PODER, PODER!

Unos pocos sestean felices sobre los agonizantes cuerpos de sus semejantes.

¡PODER, PODER!

La palabra va siendo condenada al ostracismo, en beneficio de las balas.

¡PODER, PODER!

Vivimos en un sistema que, ni los más favorecidos pueden controlar.

¡PODER, PODER!

La vida es vivida por ellos en la falsa creencia de eternidad.

¡PODER, PODER!

La soberbia señorea un mundo de odios y traiciones.

¡PODER, PODER!

Cada vez menos se repara en la mirada, el gesto, la frase tierna y profunda.

¡PODER, PODER!

En una ciénaga pestilente se debaten los señores del mundo.

¡PODER, PODER!

Mientras, hambre, abandono, humillación; se ciernen sobre los desfavorecidos.

¡PODER, PODER!

Los humanos ya no miran al cielo;

miran una pequeña pantalla donde pretenden jugar a ser dioses.

¡PODER, PODER!

El drama del progreso; sofisticación sin alma.

¡PODER, PODER!

Unos versos de poeta hacen latir el mundo;

 mientras los corazones de la gentes están invadidos por banales espejismos.

¡PODER, PODER!

La máxima es Convierte al diferente o aniquílalo;

en una sociedad más radical y desquiciada.

¡PODER, PODER!

Sólo me salva que, a pesar de todo,

aún sigo soñando, en esta jungla perversa y fría,

con tu mirada y todo aquello que me aísla

del bárbaro apocalipsis en el cual la tierra

se ha sumido en este tiempo aciago.


¡AMOR, AMOR!






No hay comentarios:

Publicar un comentario