viernes, 28 de octubre de 2016

COMO UN MAL ANTIGUO

Como un mal antiguo,
la vida suspendida sobre este otoño amargo,
donde los hombres bañan su ego desbordado
con el líquido rancio de banalidad y exceso.

Un sol pálido entre las nubes vigilantes,
la tierna soledad de unas miradas
lejanas pero próximas,
antiguas pero actuales.

Los cuerpos enfrentados
sumidos en el fuego pasional y obsceno,
para después yacer callados en el lecho
recuperando una tristeza endémica.

Ser humano, ser más tú y más yo,
en un infierno oscuro de soberbia y violencia;
intentando alcanzar esa estrella que late
en un cielo impregnado de dolor y absurdo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario