martes, 17 de mayo de 2011

TRES MUJERES GALLEGAS DEL SIGLO XIX


Foto de Julio Mariñas

    Nacieron en el siglo XIX, pero no hubiesen desentonado en el siglo XXI, porque las tres fueron, además de excelentes escritoras, unas rompedoras en su época. Cada una a su manera.
Emilia Pardo Bazán nació en Coruña en el año 1851. Novelista, ensayista y mujer de carácter. Sus artículos reunidos bajo el título de Una cuestión palpitante la convirtieron en una de las principales impulsoras del naturalismo. El escándalo que causo, hizo que su marido le exigiese que dejase la escritura y se retractase públicamente de sus letras. Lejos de hacerlo, dos años después, se separa de él, e inicia una relación con otro escritor cercano al naturalismo, Benito Pérez Galdós. En 1892 funda y dirige la publicación La Biblioteca de la mujer. En los Congresos denuncia la desigualdad entre hombres y mujeres. Además de proponer a Concepción Arenal para la Real Academia de la Lengua Española.
    Concepción Arenal nace en Ferrol en 1820. Entra como oyente en la Facultad Central de Madrid (hoy la Complutense) vistiendo ropas de hombre, ya que la educación universitaria estaba vedada a las mujeres. Participaba en tertulias literarias y políticas, luchando por la condición de la mujer. Será la primera mujer premiada por la Academia de Ciencias Morales y Políticas; y la primera en recibir el título de Visitadora de Cárceles de Mujeres. Luchadora en todo tipo de causas sociales, con ella nace el Feminismo en España.
    Rosalía de Castro nace en Santiago de Compostela 1837. Junto a  Eduardo Pondal y Curros Enríquez, es una de las figuras emblemáticas del Rexurdimento gallego. Su obra Cantares Gallegos esta considerada la primera gran obra de la literatura gallega contemporánea, Se acabó convirtiendo en símbolo del pueblo gallego  Rosalía es considerada junto con Gustavo Adolfo Bécquer, como la precursora de la poesía española moderna.
    Este es el poderoso triunvirato femenino que tenemos los gallegos. Unas mujeres que, si bien la historia ha hecho justicia; convienen ser recordadas y citadas con más frecuencia, ya que sus trayectorias vitales y literarias han sido la simiente para la realización de posteriores cambios de la mujer en el mundo artístico y social en España.

“El hombre que se levanta es aún más grande que el que no ha caído”.
Concepción Arenal


Monumento a Rosalia de Castro en Padrón.
Hermosa estampa otoñal del paseo custodiado por los plátanos sin hoja.
Foto de Julio Mariñas.

2 comentarios:

  1. Hola, Julio, mi nombre es Llum, pasaba por aquí y me he encontrado con tu blog. He comprobado que nuestros intereses son comunes, me gustaría que exploráramos también nuestras afinidades personales. Bueno, bienvenido. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por interesarte por mi trabajo, Llum. Bienvenida y saludos.

      Eliminar