martes, 6 de octubre de 2015

UNA MALETA Y LA LUNA – XVIII - REFLEXIONES EN COMPAÑÍA DE CUATRO CADÁVERES AMIGOS




























REFLEXIONES EN COMPAÑÍA DE CUATRO CADÁVERES AMIGOS
IV – EL ABOGADO
DE LA LIBERTAD Y EL ORDEN SOCIAL
    La Libertad, Abogado, es un concepto ambiguo y oscilante; a veces es menos libre el carcelero que el preso al que custodia; con el alma de juventud vive el artista, el creador, el genio incansable, intentando alcanzar con su arte la sutil música de las esferas, la tonalidad hiriente del sentimiento más profundo, la palabra entregada al corazón y el sueño; pero todo es etéreo; a pesar del empeño de los hombres por encerrar, cuantificar, delimitar, estructurar el pensamiento y el sentimiento; porque los sueños enarbolan una y otra vez una bandera sin símbolos, sin patrias, sin reinos, sin fronteras; es un estandarte antítesis de todos los estandartes, es un concepto libre de conceptos imposible de explicar por el lenguaje humano u otro medio cualquiera; apenas logra el arte esbozar la ansiada Libertad, en el más sublime intento del humano por alcanzar aquello que rompe las barreras y hace flotar el ánimo sobre un mundo de turbias vanidades, odiadores y odiados, despreciados y acogidos; la Libertad, Abogado, lo sabe usted bien, no se dirime en una sala noble y recia, ni a golpe de fusil y bombas; la Libertad radica en la ínfima lealtad del instante, en los trémulos cuerpos encontrados, en la mirada felina que nos invita al desvarío; pero, pretender la Libertad entendida como un inmenso mar sin límites, sería como creer en el amor sin el odio, en el placer sin el dolor, en el movimiento sin el estatismo; así fragua el hombre su existencia, a golpes de contrarios; y busca en la civilización un orden global para la infinita variedad que habita la tierra, como queriendo controlar la vida y el destino, en un vano intento de encadenar los sueños, de encarcelar los sentimientos; mientras, los amantes prosiguen con su delirio, su éxtasis inabarcable, su carnalidad salvaje; ellos son los únicos que verdaderamente alcanzan ese lugar ignoto llamado Libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario