jueves, 19 de septiembre de 2013

FRENTE AL ESPEJO (REFLEXIONES DE UN POETA EN LA SOMBRA - VII)

        Frente al espejo, observo mi rostro.
El espejo se humedece 
y la imagen que me devuelve parece diluirse lentamente. 
Ahora se quiebra en diminutas porciones 
como teselas de un mosaico, 
e infinitos fragmentos de mí 
              se muestran irreconciliables.               
¿Merece la pena ser humano en un mundo deshumanizado?   
 El espejo se oscurece.    
Ya sólo soy un concepto.


2 comentarios:

  1. Que triste, parece algo desesperanzador, yo creo que merece la pena luchar por ser quienes somos aunque parezca a veces que nuestros valores y conceptos estan errados en un mundo que parece no tenerlos.... mmm creo que me sali del tema, en fin, me gusto mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado, Ana.
      Claro que si. Nunca dejar de luchar para que nuestros sueños se conviertan en realidad.

      Eliminar