martes, 22 de abril de 2014

ESPECTROS - I

    Un espectro se mece en la noche callada en el rincón oscuro de vuestras habitaciones. Pende de un hilo imperceptible. Su calavera ríe en una mueca para la eternidad. Todos los cráneos tienen la risa congelada. Nadie puede arrebatársela ya. En su mutismo nos dicen, una y otra vez, observándonos desde el fondo de sus cuencas vacías: “Sois mortales”.


FOTO DE JULIO MARIÑAS


No hay comentarios:

Publicar un comentario