sábado, 19 de octubre de 2013

SIN MIEDO (REFLEXIONES DE UN POETA EN LA SOMBRA - XVI)

    Un día llegará. No lo dudo. Sin llamar. Como una leve brisa en frío invierno. Subirá por la escalera que lleva hasta mis sueños, y quebrará el último peldaño que he pisado. Entonces, con la serenidad que da el haber vivido, miraré tranquilo a sus vacías y oscuras cuencas que me reclamarán para su abismo. Un día llegará con esa risa amplia asomando entre sombras. Y mientras cruzo en ancho mar que separa la vida de lo desconocido, miraré desde la barca la estela dejada en las aguas donde flotaran los recuerdos más queridos. Entonces, sonreiré pleno de libertad porque he vivido.



FOTO DE JULIO MARIÑAS


No hay comentarios:

Publicar un comentario