sábado, 19 de octubre de 2013

LAS HORAS DE AYER (REFLEXIONES DE UN POETA EN LA SOMBRA - XV)

    ¿Recuerdas los momentos en que los verbos sólo tenían un tiempo? Fueron las horas de ayer, donde bebimos, arrullados por la inigualable melodía de la juventud, del dulce néctar que para los amantes reservan los seres que habitan más allá del tiempo. Aún recuerdo tu rostro en el cálido verano, y esos cuerpos entregados a la feroz batalla. Era la poesía hecha carne. Abrasados los dos por un mismo fuego. Eran las horas de ayer, que hoy apenas se adivinan en los cuerpos curtidos por mil batallas, en los rostros castigados por los vientos de otoño, en las miradas cansadas al correr de los años. Fuimos un verso profundo y desgarrado que habitará por siempre en esas horas ya pasadas.

FOTO REALIZADA POR JULIO MARIÑAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario