jueves, 12 de abril de 2012

LA VIDA EN UN ANDÉN (Fragmento relato)

     Un ferrocarril ha llegado al andén número seis; viene cargado de ilusiones, pasiones y desengaños. Observo como los pasajeros bajan de los vagones. Unos apresurados abrazan emotivamente a los seres queridos que los esperan; otros silenciosos abandonan con tranquilidad la estación, quizá porque nadie los recibe o porque jamás desearon llegar a una estación de invierno.
    Vuelvo sobre mis pasos cruzando entre la gente, distante y atemporal, como una manifestación fantasmagórica de aquello que mataron los años. Porque a veces estos lugares son como la sombra del recuerdo que nunca muere. Los techos altos provocan una reverberación de los sonidos que hace que los pasos y las palabras adquieran una relevancia onírica...


No hay comentarios:

Publicar un comentario