miércoles, 14 de diciembre de 2016

TELARAÑA



Red apenas perceptible,
el sol de otoño te besa y reconoce,
está el mundo vencido sobre diciembre
y su moradora se halla ausente.
Como una puerta sin postigos,
como una trampa invisible,
los hijos de la duda a veces caen
en tu entramado de silencios plateados.



No hay comentarios:

Publicar un comentario