lunes, 10 de junio de 2013

VER EL CIELO

    Como en un idílico sueño de laberintos efímeros, difusos, abrigados en la sombra eterna de la duda que vierte sobre el ánimo del poeta las eternas preguntas que abrasan el alma; eleva la noche su gesto fugaz en la vigilia del que espera un nuevo amanecer más dulce, menos hiriente. Donde los hombres hablen palabras llenas de olvidadas verdades. Así, la mirada se pierde en la faz lunar, intentando ver más allá; en la cara oculta reservada a la negrura del universo infinito. Eterno desasosiego del hombre que sueña, que ama la evanescente luz de las estrellas.


FOTO REALIZADA POR JULIO MARIÑAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario